martes, 15 de septiembre de 2009

CARATULAS DE CANTANTES CRISTIANOS

 


Musica Cristiana en español
---------------------------
"¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del
Señor brilla sobre ti!" Isaías 60:1

Eran días oscuros para Isaías. La desobediencia del pueblo, había
condenado a la nación al castigo de Dios. Muy lejos habían quedado
los días de Gloria del rey David, cuando la nación florecía, y el
pueblo era fuerte y rico. La obediencia a las leyes de Dios, les
garantizaban su Bendición y cuidado. Y eso se notaba.

Años de olvido, de desobediencia y de pecado, les había enfriado el
corazón, insensibilizado el alma y cauterizado el espíritu. Ya no
les importaba pecar, ya no les preocupaba ofender a Dios. Había
impunidad en sus actos, no consideraban las consecuencias. Pero Dios
es Justicia. Y siempre cumple lo que promete. Isaías estaba frente
al inminente castigo de Dios. Un castigo justo e implacable,
ejemplar, no era agradable, ni divertido. Iba a ser terrible.

Y en medio de tanta preocupación, de tanto dolor, de tanto castigo,
Isaías cierra su profecía con este anuncio de esperanza. En medio de
tanta oscuridad de pecado y olvido, en medio de tanta indiferencia,
el pueblo podía aun resplandecer. No porque tuviera luz propia, sino
porque Dios seguía iluminando. La Gloria de Dios aun estaba sobre
ellos y brillaba.

Pasaron casi 3000 años y parece que nuestra sociedad no ha cambiado
mucho. Las personas siguen viviendo indiferentes a Dios, pecan sin
culpa, ofenden a Dios sin perder el pulso. Vivimos días de oscuridad
y de pecado cada vez más graves y terribles. Hay indiferencia en las
iglesias, hay apatía en los hogares, hay insensibilidad en el
corazón de los cristianos.

Vivimos vidas sin temor de Dios, sin respeto a su Gloriosa
Divinidad. Y el mundo sigue esperando ver algo de luz, que nosotros
no podemos mostrarle. Hoy Isaías vuelve a decirnos: Levantate,
vamos, resplandecé. Es tiempo de mostrar la Gloria de Dios en tu
vida. Dejá de ser una sombra que imita las costumbres y las modas de
los que te rodean. Tu Luz sigue siendo eterna y poderosa. Es la Luz
de Dios.

Dejá que Dios brille en tu vida, para iluminar tu casa, tu barrio,
tu iglesia, tu colegio, tu trabajo, tus amigos y tu país.

Podés seguir viviendo en las sombras de tu comodidad e indiferencia.
Pero Dios tiene un llamado especial para vos: Él quiere hacerte
brillar con la Luz de su Gloria.

REFLEXIÓN - No te apagues. Brillá.

Un gran abrazo y bendiciones
Posted by Picasa